Buscar

Biscoito de Polvilho



Como no hay - todavía - un nombre en castellano, yo lo llamo "Bizcochito de Mandioca".


Polvilho es la fécula de la mandioca, que en Brasil puede ser dulce o ácida. La fécula dulce es la común, la que consigue muy fácilmente por acá. La ácida es la misma fécula, pero extraída de la mandioca fermentada. E esta, infelizmente, no se consigue por acá (ni en el barrio chino en Buenos Aires). Yo la traigo de Brasil siempre que voy para allá.


Con el "polvilho azedo" (fécula ácida) se hace el Pão de Queijo (que ahora saben porque NO es lo mismo que un chipá) y eses bizcochitos.


La receta que probaran en mis charlas estaba hecha de fécula ácida, por eso el gustito a queso (mismo sin tener queso).


La que les presento hoy es una adaptación a los ingredientes encontrados en la zona. Obvio que se vas a Brasil (aunque en la frontera) anda a un súper y tráete un paquete de Polvilho azedo para probar.


500 g de fécula de mandioca

200 cc de agua caliente (hirviendo)

200 cc de aceite

200 cc de leche

1 huevo

1 pizca de sal

Para reemplazar el gustito a fermentado que tiene la fécula ácida yo suelo usar cebolla y ajo en polvo agregados a la sal (en un procesador pongo a moler todo junto). Obvio que acá podemos jugar bastante con todos los condimentos: tomillo seco, comino, pimentón, cúrcuma, semilla de chia, etc.


Mirá el vídeo para ver como lo hago.


- Hervir la mitad del agua y volcar sobre la fécula.

- Agregar la mitad de la leche y del aceite.

- Mezclar bien.

- Agregar la sal.

- Cuando se enfríe mezclar también con las manos.

- Acá hay un tip muy importante. Si querés bizcochitos con forma no agregues la otra mitad de los líquidos. A la masa agregamos el huevo, y mezclamos bien. Usar una manga para darle el formato que a vos mas te guste sobre una placa enmantecada. Los más tradicionales son como roscas (o bagel).

- En el vídeo van a ver que yo agrego lo que quedó de los líquidos. Así obtengo una masa muy fluida que me permite hacer una capa bien fina en el molde.

- Horno precalentado a 180 °C por 30 a 40 minutos. Tienen que salir un poco doraditos, pero no quemados.

- Esperar que se enfríe para comer.

- Quedan crujientes por un día solamente. Así que lo que yo hago es hacer la versión de la masa para moldear, la separo en distintas mangas y las congelo. Voy sacando de a poco, horneo y comemos en el momento.


Es una receta apta para celíacos y vegetarianos. Para veganos no porque no se puede reemplazar el huevo.





© 2020  FABI LIMA  |  Todos los derechos reservados

Salud y Alimentación

  • Negro del icono de YouTube

seguí mi hashtag en instagram #yoviajoycomo