Hace bien, pero




No hace mucho tiempo "las leches vegetales" se pusieron de moda para reemplazar la leche común. Así aquellos que tienen alergias o son intolerantes lograron tener una opción a la hora de cocinar rico.


Sin embargo al escuchar la palabra "vegetal" alguien apurado dijo también "es mas sana". Y entonces saltaron con que todos sustituyamos la leche común por la vegetal.


De la gente con quien hablaba en mis tiempos de Villa Crespo, CABA, escuchaba muy a menudo "¿cuál leche vegetal haces en tu casa?". Y yo, "¿como es eso?".


Explico.


Siempre he sido un persona lechera. Desde mis primeros recuerdos me gusta la leche. Fría, caliente, pura, con azúcar, sin azúcar, con cacao, sin cacao, de la teta de la vaca, de la caja del supermercado, en polvo y líquida.


Así que de toda la vida he tomado leche y nunca tuve problemas por eso. Ni de salud, aún mesmo de sobrepeso.


Y sí está todo bien, no hay porque cambiar la leche común por la vegetal, ¿no es cierto?


La verdad que sí. . .


¿Qué hacer entonces?


Escuchá a tu cuerpo. La leche común no te cae bien, probá la vegetal. La vegetal no te cae bien, no la tomes. Si no te gusta ninguna, quedáte con té, café, mate, agua, jugo. Si te gustan todas, hacé como yo, tomá todas.


Así de sencillo.


Y como TODO en la vida, no exageres. Cualquier alimento en grand cantidad puede traerte problemas. El coco, por ejemplo, tiene mucha grasa saturada. Su aceite y su leche pueden, si consumidos de manera equivocada, aumentar el colesterol.


Para saber más sobre este tema: https://nutritionfacts.org/video/what-about-coconuts-coconut-milk-and-coconut-oil-mcts/ (está en inglés).


  • Negro del icono de YouTube

seguí mi hashtag en instagram #yoviajoycomo

© 2019  FABI LIMA  |  Todos los derechos reservados